Arauca requiere la creación de cinco mil puestos de trabajo para el 2019

El gobierno municipal de Arauca planteó en su Plan de Desarrollo 2016-2019 “En Arauca Creemos y Podemos” la disminución de la tasa de desempleo del 12.1% en 2015 a 10.1% en 2019. Por su parte, el gobierno departamental estableció como meta en el plan de gobierno “Humanizando el Desarrollo 2016-2019” terminar el cuatrienio con una tasa de desempleo del 12%. Sin embargo, la amarga realidad parece indicar que los esfuerzos realizados desde el gobierno departamental y municipal han tenido el efecto contrario. De acuerdo al DANE la tasa de desempleo del municipio de Arauca se ha duplicado en los últimos tres años (23.4% para el año 2017), siendo la más alta del país y superando 2.5 veces el promedio nacional.

Por esta razón el Índice Departamental de Competitividad – IDC 2018, que evalúa el desempeño de 27 departamentos del país, ubica al departamento de Arauca en la última posición a nivel nacional en el indicador de desempleo. Pero esta no es una noticia nueva para los araucanos, ya que desde el año 2014 la situación viene empeorando hasta el punto de convertirse en un problema de carácter estructural reflejo de la precaria economía local, que afecta principalmente a las familias más vulnerables. 

Adicional al déficit acumulado de más de 5000 puestos de trabajo en 2015, de acuerdo a los datos de la ADRES y del DANE durante los años 2016 y 2017 se destruyeron cerca de 1000 puestos de trabajo formales y otros 2000 puestos informales, generando que actualmente más de 8.500 ciudadanos estén privados de la posibilidad de acceder a un trabajo digno. El reto es grande, ya que para alcanzar la meta establecida en los planes de desarrollo departamental y municipal es necesaria la creación de por lo menos 5000 nuevos puestos de trabajo para el año 2019.

¿Cuáles han sido los efectos de la crisis migratoria venezolana en los indicadores de empleo?

Aunque los efectos de la crisis venezolana en Arauca son diversos, en materia de empleo se pueden resaltar cuatro importantes fenómenos que traen consecuencias disímiles.
  • El éxodo masivo de venezolanos generó un aumento considerable en la oferta de mano de obra no calificada, generando una presión al alza en la ya excesiva tasa de desempleo que acumula la economía araucana en el último sexenio frente al promedio nacional.
  • El desabastecimiento que padece el vecino país, sumado a las dificultades para el tránsito de venezolanos por el puente internacional Simón Bolívar de Cúcuta, convirtió a Arauca en un importante destino de compras para miles de venezolanos que visitan la capital araucana para proveerse de alimentos, útiles de aseo, medicamentos, entre otros bienes, dinamizando el comercio local y generando nuevos puestos de trabajo.
  • El desabastecimiento en el hermano país generó que los habitantes del municipio de Arauca, que hasta hace unos meses se abastecían de alimentos, vestuario, calzado, electrodomésticos, etc. en las ciudades venezolanas de El Amparo, Guasdualito, San Cristóbal, etc., se vieran obligados a adquirir productos colombianos en el comercio local, lo que incentivó la apertura de nuevos establecimientos de comercio.
  • El éxodo masivo de venezolanos ha generado que algunos empresarios araucanos, aprovechándose de la crítica situación de los migrantes, sometan a esta población a extensas jornadas laborales, sin el reconocimiento de un salario digno, ni el pago de horas extras, sin afiliación a la seguridad social y mucho menos, el reconocimiento de las prestaciones sociales de ley, incrementando de esta forma la informalidad laboral y desplazando la mano de obra local.

Es importante resaltar en este último punto que el sector comercial acumula las estadísticas más altas de violación de los derechos de los trabajadores en el departamento de Arauca. La Dirección Territorial del Ministerio de Trabajo no ha tenido la capacidad de respuesta necesaria para hacer frente a la actual problemática, especialmente en lo que respecta a la ejecución de acciones de control que garanticen los derechos mínimos de los trabajadores y en la puesta en marcha del Plan Departamental de Empleo 2013-2018, que el mismo Ministerio elaboró con el apoyo de FUPAD durante el año 2012.

Otras causas del desempleo en Arauca

Aunque la crisis venezolana ha influido en el incremento de la tasa de desempleo, especialmente durante el éxodo masivo registrado en el año 2017 y lo que va corrido del presente año, existen otros factores que son igualmente importantes y que vale la pena mencionar:

  • Los altos índices de pobreza que registra el municipio, sumado al deterioro en los ingresos de los hogares ha obligado a muchos adolescentes a abandonar sus estudios para contribuir a la economía del hogar. Lo anterior, sumado a la baja calidad docente desincentiva a los jóvenes a permanecer en el sistema educativo, presionando al alza la tasa de desempleo y la informalidad laboral. De acuerdo al IDC 2018 el departamento de Arauca ocupa el puesto 23 a nivel nacional en cobertura escolar y el puesto 17 en calidad docente.
  • En cobertura de educación superior el departamento se ubica en el último puesto a nivel nacional (27), en el penúltimo puesto en el índice de deserción escolar (26) y en entre los tres departamentos con el peor desempeño en calidad de la educación superior (25). Lo anterior, genera que los jóvenes que deberían permanecer en el sistema educativo adquiriendo las competencias necesarias para acceder a un empleo digno y bien remunerado, ingresen de manera prematura al mercado laboral presionando al alza el ya maltrecho índice de desempleo.
  • En cuanto al desarrollo del sector productivo el departamento nuevamente observa un pésimo desempeño al ubicarse en el último puesto a nivel nacional en complejidad del aparato productivo (27) y en el índice de investigación (27), base de la innovación y el desarrollo empresarial. La nula industrialización, el escaso desarrollo del sector servicios, la inexistente de empresas de base tecnológica y el enanismo empresarial, son causa y efecto de la escasa agregación de valor en los procesos productivos de la región. En este punto la Cámara de Comercio de Arauca parece no haber tenido el liderazgo necesario para definir una hoja de ruta que permita la transformación del sector productivo, el fortalecimiento empresarial y la diversificación de la oferta de bienes y servicio que permita su vinculación a las cadenas globales de valor.
  • El municipio no cuenta con un ecosistema emprendedor que permita aprovechar las oportunidades que brinda el crecimiento poblacional de Arauca y la creciente demanda de los consumidores venezolanos. El Sena a través del Fondo Emprender ha hecho importantes esfuerzos en esta dirección. Sin embargo, los esfuerzos no han sido suficientes y su impacto en la generación de empleo ha sido ínfimo. Las universidades han sido parcas a la hora de generar una cultura emprendedora en sus egresados, sumado a la falta de interés de la clase dirigente araucana en la búsqueda de soluciones y la desarticulación en la oferta institucional, han contribuido en la profundización de la crítica situación de desempleo.
  • La industria petrolera que ha sido el gran bastión de la economía local ha tenido un insignificante impacto en la generación de empleo (aporta menos del 4% de los empleos formales en la economía) y en poco o nada ha contribuido a la construcción de capacidades locales a partir de la demanda de productos y servicios producidos en la región.
  • La presencia de grupos armados irregulares y su estrategia de financiación ligada al secuestro y la extorsión (puesto 26 en el IDC 2018), gracias a la ausencia del Estado en el territorio, ha generado un pésimo clima para la inversión privada en la región.

Efecto económico y social del desempleo

La tasa de desempleo es un importante indicador del desempeño de la economía y trae consigo nefastas consecuencias tanto económicas como sociales. El desempleo afecta principalmente los ingresos de los hogares de la clase media y baja, produce efectos psicológicos negativos en los desempleados, incrementa la tasa de criminalidad, reduce la demanda agregada que se traduce en desaceleración de la economía y cierre de establecimientos de comercio, genera la fuga de talentos (jóvenes araucanos formados en la mejores universidades del país que migran a las grandes ciudades en busca de oportunidades), disminuye el recaudo de impuestos afectando negativamente el monto de recursos disponibles para inversión y finalmente, incrementa el gasto público en subsidios y servicios sociales para la atención a la población excluida de los circuitos económicos, entre otras funestas consecuencias.

Por lo anterior, dada la gravedad del problema urgen acciones inmediatas por parte del gobierno nacional, departamental y municipal, el Ministerio de Trabajo, la Cámara de Comercio de Arauca, la Caja de Compensación Familiar (Comfiar), Sena, ONG, gremios, universidades, así como la gestión de los representantes a la Cámara ante el gobierno nacional para la ejecución de programas y proyectos que paleen la preocupante situación que padece la comunidad araucana y que debe ser un tema prioritario en la agenda pública.

Escrito por: Las Dos Orillas

 

 

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

> Unidad Administrativa Especial del Servicio Público de Empleo
> Cra. 69 No. 25B - 44 Piso 7. Bogotá D.C.
> PBX: +5717560009